domingo, 26 de mayo de 2013

Postales para la esperanza

Llevo meses sin escribir en el blog de Guzmán. La verdad, entre el palo que nos llevamos con Martina, las consecuencias que tuvo, el trabajo, la fundación, las visitas semanales a la psicóloga de Martina, a las de la psicóloga a la que voy semanalmente, la terapia de la vista que tiene Martina (problemas tontunos de convergencia -no venía en la garantía comentado), la terapia a la que hemos apuntado al peque de inhibición de reflejos primarios (un apoyo más que hemos visto conveniente)... pues no he encontrado... ¿tiempo?, ¿motivación?
Y creo más lo segundo que lo primero.
Hoy por hoy, nos va mejor que hace unos meses, dentro de la cruda realidad, mucho mejor. Yo he estado muy abajo con el tema de Martina, y ella está todavía tocada, pero nos hemos preocupado de estar bien atendidos y con ayuda cerca todo el rato. Así que mejor, mucho mejor.

Y mucha gente ha escrito descubriendo este blog por primera vez o entrando para ver noticias nuestras.

Me he planteado qué sentido tiene el blog, si cerrarlo, dejarlo abierto, si escribo, ¿de qué? Con la Fundación en marcha parece que muchas cosas están cubiertas en el otro lado.

Pero mientras la Fundación, con el Proyecto Corre, tiene un propósito, recaudar fondos para la investigación de la Leucemia infantil y que esto algún día no le pase a ningún niño...

...me he dado cuenta de algo, de algo que vivimos por suerte en nuestra familia en este momento, 100% vinculado con la visión positiva que tuvo el blog desde el principio. Que son las cosas que tras un largo, larguísimo tiempo, hoy estamos haciendo, viviendo y disfrutando.

Cosas, imágenes, vivencias que vive un niño al que le diagnosticaron Leucemia Linfoblástica Aguda hace dos años y medio y que parecía un freno a las expectativas vitales que todo padre, madre, familia tiene o sueña con tener, o al menos un cambio de guión dramático que te rompe o te puede romper el maravilloso regalo de tener y disfrutar de la vida con un hijo.

Así que desde hoy, y no sé por cuánto, porque no sé cuánto puedo mantener vivo este compromiso, el blog se convertirá en esto. En una colección de estampas de lo que un niño que tuvo leucemia hoy puede hacer. Porque sé de primera mano que si hoy tú estás leyendo y a tu hijo le diagnosticaron esta enfermedad hace una semana, dos o un mes, no hay nada que te pueda dar más esperanzas que te muestren en fotos que lo que visualizas en positivo con tu hijo el día de mañana, se hace realidad.
(Gracias Arturo, igual no lo sabes, pero nuestra conversación me inspiró. Mucha energía positiva y amor para Alejandra)

Postal #1

Uno de los sueños con los que nuestras mentes jugaban estos dos años, era con salir de España, y este ha sido, esta semana santa, nuestro primer viaje. No recuerdo un viaje más feliz. "Siempre nos quedará París".







13 comentarios:

  1. Me alegro mucho de ver y leer esta entrada, vosotros nos enseñasteis que a pesar de los problemas, la vida está ahí, hay que seguir y mejor con una sonrisa.
    Y cuando las lagrimas han barrido la cara, es como la lluvia, que aunque a veces destroza si es torrencial..., después siempre ayuda a crecer, pues germina la semilla y se convierte un fruto que alimenta la vida.
    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena familia!!! Esto es todo lo que positiva la vida, la lucha!!! Me encanta vuestra foto !!! Muuuuak!!!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa estampa para esa colección que seguiremos sin duda, alegrándonos de todas las cosas buenas que están por llegar .
    Un abrazo fuerte fuerte a los 4.

    ResponderEliminar
  4. Hola Guzman, soc la Nu, tot anira molt bé...molts petonets Guz.man. :-)

    ResponderEliminar
  5. Pues muchas gracias Jose, estas postales de vida siempre son una alegría!!

    ResponderEliminar
  6. Una foto muy bonita, además refleja que los sueños se cumplen a pesar de las dificultades,eso sí, a veces hay que echarle mucho coraje a la vida.
    Gracias y que todo vaya cada día un poquito mejor.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por retomar el blog, y por ofrecernos estas postales. Es una idea preciosa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Que buen idea Jose la de los postales, me encanta.

    Un abrazo,

    Ben

    ResponderEliminar
  9. Estupendo saber de vosotros y ver las sonrisas tan gordas en la foto!
    Qué buena, bonita y barata la idea de las postales. No se os puede pedir mas!

    ResponderEliminar
  10. Hola, Jose. Me alegra leer lo que has escrito. Hace demasiado que no hablamos pero no por eso os olvidamos. Confiaba en que estabais bien, dentro de lo que cabe. A ver si conseguimos vernos prontito. Muy chula la foto de París y buena idea lo de las "postales".
    Besos y abrazos para los cuatro.
    Celia.

    ResponderEliminar
  11. Preciosisima foto y lindas y felices sonrisas que me alegran la vida. Imagíno !que feliz te sentirías cuando los estabas enfocando! Bien os lo mereceis

    ResponderEliminar
  12. NO dejes de escribir José. Y si son postales como dices, para la esperanza, entonces con más razón todavía tienes que seguir.
    Besos macarronianos desde Valencia.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena chicos. Me encanta veros así y me parece estupendo que sigáis intentando dar ánimos a los que tengan que pasar por lo mismo. Como tú dices, vuestras sonrisas son el mejor ejemplo para darte cuenta de que se puede salir de todo.
    Nos acordamos mucho de vosotros.
    ¡¡Besos enormes!!
    Patricia

    ResponderEliminar