martes, 25 de octubre de 2011

Que nos quiten lo bailao

Hoy hemos ido a la UCI para la penúltima reinducción!! Más de cinco horas y agotados los tres, pero todo bien. Nos queda una más en Noviembre y un mes después el aspirado de médula para ver que está limpia...
Madre mía, vamos a hacer ya un año o, como diría el gran Elías, 349 días.
Cuando hemos pensado, antes en el hospital, en lo vivido durante estos casi 12 meses me ha hecho mucha gracia lo que Eva ha dicho: Que nos quiten lo bailao. ¡¡¡Pero que nos lo quiten!!!

domingo, 23 de octubre de 2011

Equilibrio emocional

El otro día, tomando una caña con una gran amiga, caí en una reflexión que creo que es una buena explicación sobre mi estado de ánimo. 

Cada vez que alguien me pregunta sobre el peque, mi frase es “hoy bien”. Y lo hago por guardar el equilibrio de ser consciente que estamos en un proceso de prevención, no de curación progresiva. Es decir, como nos comenta nuestro oncólogo, estamos empezando, o lo que es lo mismo, la estadística no ha variado desde el día uno hasta hoy, ni lo va a hacer de forma significativa hasta que terminemos el tratamiento. 

Y hablando con ella de este tema me comentaba que cuando me preguntaba por Guzmán me veía con demasiada conciencia sobre el tema. 

Y fue justo de eso de lo que me di cuenta, que esa conciencia desde el primer día sobre lo volátil que es la vida es lo que me hace que aproveche y disfrute de ese milisegundo cuando estoy con él. Evidentemente, y según la rutina de la normalidad se va asentando, no todo es estar desfasando y riendo por las esquinas. Pero nunca había apreciado tanto las sonrisas y los buenos momentos con mis hijos y con Eva como hasta ahora. 

Es curioso ese equilibrio, ¿no?. Vivir a la vez el sentimiento al que te lleva la conciencia sobre la gravedad de la enfermedad de tu hijo y la felicidad de disfrutar intensamente de cada segundo que puedo… No me gusta llegar a la conclusión de que un sentimiento necesita del otro para existir… pero por ahí dicen que no hay Yin sin Yan, y se debe de tratar de algo así. 

Mucha energía positiva en esta semana que empieza. Nosotros el martes tenemos UCI y seguro que va a ir fenomenal.

domingo, 16 de octubre de 2011

Y dale alegría a mi corazón

Llevamos una semana con el peque genial. Viéndole reir, disfrutar y abrazar cada momento.
Se que todavía nos queda mucho, y como dice nuestro oncologo, "estais empezando, no te embales" (je, je, me empieza a conocer)...
Pero a pesar de que nos queden días por delante en el que nos toque venirnos abajo porque de repente tenga fiebre, o se resfrie o nos llevemos algún susto que otro, nadie nos va a quitar "lo bailao". Disfrutar de semanas como ésta... no tiene precio. Disfrutar de la intensidad de una sonrisa cuando no hay nada más importante, no tiene palabras ni post que lo puedan explicar.

El gran Fito Páez, se acerca bastante al sentimiento...



"...y ya verás, las sombras que aquí estuvieron, no estarán..."

viernes, 14 de octubre de 2011

No pisar la raya.

De pequeño, cuando paseaba por una calle con mis padres, que subía a una tienda de chuches, antes de llegar al metro, había un tramo con grandes baldosas irregulares. Cada vez que cruzaba ese tramo jugaba a no pisar la raya. No pisar la raya era una tormenta de pensamientos encadenados donde se unían miedos y deseos para convertirse en realidad unos u otros dependiendo si pisaba o no alguna raya.

“Si no piso la raya, me saldrá bien el examen, si no piso ninguna raya, no quedaré el último en la próxima carrera en gimnasia, si no piso la raya, me comprarán un peta zeta, si no piso la raya, mañana en el recreo meteré un gol, si no piso la raya, ganaré la próxima carrera de chapas, si no piso la raya, todo me irá bien, si no piso la raya, podré pedir lo que sea que se cumplirá” .

El domingo pasado, cuando fuimos a Aranjuez con los abuelitos, encontré un tramo junto a un palacio parecido a aquél. Y jugué con Guzmán yendo de lado a lado. Y adivinad qué: “No pisé la raya”.


miércoles, 12 de octubre de 2011

Cumpleaños Feliz

El sábado Guzmán cumplió 4 añazos. Y realmente fue su día.


Llevaba preparándolo todo con muchísima ilusión. Días antes hizo las invitaciones con Martina y Eva. (Témperas sobre cartulina blanca, pegada sobre cartulinas de colores). Esto es un homenaje al Diario de los Granjeros, todavía cerrado.


El día antes estuvo con Eva, la Abuela Pilar y una amiga que pasaba por casa, Mari Luz, haciendo guirnaldas, tal y como habíamos visto en 3 Macarrons.


Y además, cómo no, improvisamos nuestras propias creaciones... ¿a que no sabéis de qué?...


Y a partir de ahí, la ilusión de abrir regalos para él, y la nuestra de ver su cara. Que si una grúa, que si un castillo (para ver si conseguimos abrir su espectro de intereses...), que si un cuento...




Y luego la tarta... ese pedazo tarta de Thomas que nos regaló con mucho cariño "Sweet Emma", ¡¡gracias artistas!!


Por supuesto ya sabéis quién se comió a Thomas:




Familia, amigos, risas, confetti, piñata, patatas fritas y mucha, mucha felicidad de ver a Guzmán tan feliz.


Chin pun.

viernes, 7 de octubre de 2011

"Están lloviendo mariposas muertas

por un otoño de árboles inmenso
La levedad alcanza cotas imposibles
y la nostalgia adorna el alma de recuerdos
Todas las memorias se agrupan convergentes
y sopla irreverente por el alma el viento cierzo
Mas pasará este tiempo dorado de angostura
y pasará la luna frígida de invierno
y en las abiertas colinas de la aurora
para otro sueño
el sol de marzo renacerá de nuevo"

Juan José Alcolea Jiménez

(Aviso para navegantes: no estoy de bajón, solo que me ha encantado el poema)

jueves, 6 de octubre de 2011

Recuerdos de Otoño

Se acercan fechas que uno recuerda con tristeza. Y no me refiero a las que todos podéis pensar, como aquella en la que diagnosticaron a Guzmán y todo esto que vino después y nos sobrepasó hasta que empezamos a domarlo.

Me refiero a la etapa justo anterior, a ese mes de octubre en el que los recuerdos que se acumulan son verle triste de ir al cole, verle llorando por no se sabe qué, ir a por setas al campo y llevarle en mochila por no poder con su alma, esa tez blanca como la nieve y esas décimas de fiebre a las que no prestábamos atención… 

Cosas que sencillamente uno recuerda con tristeza por no ser consciente de lo que el peque llevaba encima. 

Ayer le dije a Eva que tenemos que hacer alquimia para transformar este año esos malos recuerdos en positivos, y volver a esos lugares de nuevo, con el actual ánimo de Guzmán a tope, para cambiar y alterar esas imágenes a mejor. El cole, que ya hemos empezado, (aunque sea un día sí cuatro no), la visita a Mallorca con amigos, el día de las setas en el campo… 

Deconstruir para construir, para llenarnos de mejora, de evolución, de esperanza, o quizás sólo para compensar el peso de esos recuerdos en los que uno siente una profunda sensación de tristeza por no haber sabido lo que le pasaba a Guzmán.

Fotografía: "Otoño IV" Autor:  Carlos  http://losdiasdelalluvia.blogspot.com

domingo, 2 de octubre de 2011

¡¡¡Que viene el tren!!!

Antes de verano conocí a una persona que trabajaba en RENFE!!! y cuando me lo contó no me pude contener y le hablé de Guzmán… “Cuando le cuente a mi hijo que he conocido a alguien que trabaja ahí…”
Poco después me llegaron dos paquetes al trabajo, ambos con el logotipo de:


Se volvieron locos cuando se fijaron en el logotipo del paquete, pero más aún cuando lo abrieron y descubrieron que era su Cercanías, el que ven todos los días y en el que se suben todas las semanas. Guzmán se puso a dirigir el tren que no dejaba de dar vueltas alrededor suyo "A toa pastilla"


Y Guzmán siguió flipando vuelta tras vuelta de ver cómo venía el tren!!!


Próxima estación: cumpleaños.
¡Un detalle genial! ¡Gracias!