sábado, 3 de septiembre de 2011

Volver

Cuánto me ha costado escribir estas líneas…

El lunes pasado volvimos de vacaciones, es curioso, nos fuimos sin expectativas, que gran concepto!, y volvimos envueltos en esa magia inesperada de haber tenido días en los que la leucemia no se encontraba ni siquiera escondida en la sombra de nuestro recuerdo. Días de mar, playa, risas, amigos, cervecitas, juegos y pocas horas de sueño por querer alargar esa sensación de paréntesis que dentro de nosotros sabíamos que tenían un final irreversible.

Y aquí estamos, de nuevo. La sensación es extraña, extraña y, aunque uno trate de darle la vuelta en este esfuerzo titánico de deconstructivismo positivo, también es dura, muy dura.

El trabajo me absorbió desde el primer día de forma abrumadora, volviendo a hacer que el tiempo en el que mis ojos lograban posarse al fin en mis hijos, fuera con ellos prácticamente dormidos.

También el hospital y la rutina de la lucha a la que nos enfrentamos nos ha golpeado de frente cogiéndonos sin armadura. Fuimos el martes para ver si sus defensas le permitían entrar en la Reinducción que nos tocaba hoy en la UCI, y todo perfecto: cuatromil leucocitos de los cuales dos mil y pico eran neutrófilos, y claro, cuando todo parece que bien y el que viene sin defensas eres tú siendo poco previsor, los traspiés te salpican más profundamente… en fin tampoco me apetece mucho hablar de ese suceso.

Cuando además por primera vez en todo este tiempo ves que la intratecal le provoca vómitos a nuestro ángel durante casi un día completo y que desde ya el segundo día de corticoides se aplatana, pues te cuesta enfrentarte a subir una montaña como esta y sobretodo cuando no te habías equipado con mochila, cuerda, arneses, ni siquiera víveres.

En fin… que llevamos 4 días de vuelta en los que la realidad nos ha golpeado frontalmente tanto que parece que fue hace más de un mes que ya estamos aquí, un mes en el que no he conseguido sentarme ni siquiera a compartir mis emociones con Eva, mi compañera de expedición, con la que en lugar de poder reconstruir todo en positivo, nos hemos encontrado en esta ventisca de nieve…

Pero parece que la tormenta ha empezado a escampar. Hoy es sábado, ha llovido y parece que el agua se ha llevado parte del cansancio, parte del aplatanamiento de Guzmán, parte del apesadumbramiento de mi cabeza... Tenemos dos días para volver a disfrutar de esos pequeños detalles que hacen que cada día contenga un pequeño pedacito por el que merece la pena vivir. Parece que el Reiki que le estoy haciendo desde ayer al corticoides reduce sus efectos secundarios. Y parece que el espejo nos empieza a sacar de nuevo una sonrisa que no estaba tan escondida.

Os dejo esta maravillosa canción de Gardel que me ha rodeado la cabeza estos días. Esta versión de Calamaro me encanta.



"En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente."
Khalil Gibrán

21 comentarios:

  1. Hola!! os mando un fuerte abrazo para esta vuelta. Me alegro mucho por vuestras estupendas vacaciones.
    besos, familia.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido a Madrid. Os damos muchos besos para que la escalada sea más sencilla.

    ResponderEliminar
  3. Me imagino la sensación, además con el cambio de clima que parece que el otoño llega de golpe.

    Pero como siempre, no estáis solos, aquí os estábamos esperando con ganas y energía renovadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y, como diría Benedetti:

    "defender la alegría como una bandera
    defenderla del rayo y la melancolía
    de los ingenuos y de los canallas
    de la retórica y los paros cardiacos
    de las endemias y las academias
    defender la alegría como un destino
    defenderla del fuego y de los bomberos
    de los suicidas y los homicidas
    de las vacaciones y del agobio
    de la obligación de estar alegres"

    ¡Ánimo, valientes! aunque no nos conozcamos en directo, ayer por la noche estuvimos con vosotros y el gran Guzman (como todos los viernes).
    ¡Feliz regreso a la lucha!
    ¡es tan humano tener momentos 'bajos'!

    ResponderEliminar
  5. Mucho ánimo. Que al cerrar los ojos, las imágenes de las vacaciones os devuelvan un poco de paz y de esperanza.

    ResponderEliminar
  6. Mucha fuerza familia! muchos besos y a ver si el campeón de Guzán vence a su "bicho" pronto. Mucho ánimo de corazón!

    ResponderEliminar
  7. espero que todo pase rapido y que la alegria llegue antes de lo que esperaban... lo deseo de corazon
    besotes para los 4 de nosotros 4...
    siempre admirandolos, aprendiendo de ustedes mientras pisamos sus pasos en el camino contra la intrusa

    ResponderEliminar
  8. Un abrazo enorrrme!!!! La vuelta siempre es difícil. Esos "bocados de realidad" son demoledores. Mucha energía!!

    ResponderEliminar
  9. siempre hay días negros, días que no esperabas, pero por suerte todo pasa, aunque sea duro. Besos con neupogen

    ResponderEliminar
  10. Hola Jose, soy la mamá de Irene. Nos conocimos en la sala de Aladina del hospital Niño Jesús a finales de Julio.
    He seguido desde entonces tu blog aunque he sido incapaz de publicar ningún comentario.
    Me parece precioso. Es admirable la manera en que conviertes esta dura etapa en palabras y vivencias bonitas.
    No os dejéis llevar por el miedo. Esto de los vómitos "es lo normal" y es una de las cosas que peor llevamos los padres. Tenéis que pensar que, igual que un día os levantáis un poco más cansados (sin motivo), le puede pasar a Guzmán y esa vez le afecta más la quimio. En cuatro días estará como si nada hubiera pasado y entonces será otra intratecal menos para que se cure.
    Otro dia menos para llegar a la cima de la montaña. Tenéis que pensar eso y aunar esfuerzos, no os olvidéis de que sois un equipo.
    Irene termina mañana el mes de radio y tiene analítica. Si ha recuperado neutrófilos, el miércoles o el jueves le pondrán el último ciclo de inducción.
    Y el 4 de Octubre la evaluación... voy como una gallina sin cabeza, dandome contra las paredes. El miedo es libre. PERO HOY ESTAMOS BIEN. Igual que Guzmán, aunque esté cansadito pensad que él está bien, que son unos días pero esto es así con todo el dolor de nuestros corazones cuando les vemos malitos.
    Un beso muy fuerte para los cuatro.

    ResponderEliminar
  11. Espero que el peque ya este un poco mejor y así os arranque mas de una sonrisa. Mucho ánimo para seguir haciéndolo tan bien como siempre!

    ResponderEliminar
  12. Ánimo, ánimo, mucho ánimo. Las fotos de las vacaciones eran preciosas y muy alegres, se nota que lo habéis disfrutado, y sin duda seguiréis disfrutando en cuanto pase este bache. Os mandamos una mochila llena de besos para que os ayuden en la escalada. Ya queda mucho menos para llegar a la cima.

    Un abrazo enorme.
    Patricia

    ResponderEliminar
  13. Hola família! Solamente entro en los comentarios para dejaros muchos ánimos y desearos muchos momentos de sonrisas.

    José, ¡lo cuentas todo tan bien, que tus palabras mismas continen la respuesta a lo que explicas! Claro que es normal sentirse abrumado por los hechos. Sería imposible imaginar una travesía así sin sus momentos duros, de desazón.

    Muchos ánimos para vosotros y también para Guzmán! Ojalá pudieramos todos de alguna manera aliviarle estos efectos secundarios!!!

    Un abrazo, con mucho cariño y respeto!

    ResponderEliminar
  14. Sólo puedo decirte que ya os queda una menos, que todo eso pasará, que llegareis a las pastillas, que el metotrexate en pastillas tampoco es maravilloso pero que no tiene ni muchísimo menos los efectos secundarios de las intratecales, en fin, que demasiado bien lo lleváis.
    Besos

    Lou

    ResponderEliminar
  15. Espero que Guzmán se haya recuperado un poquito y que vosotros hayáis podido relajaros un poquito y que por fin los maravillosos días que habéis pasado pesen más que todos los malos momentos.
    Mucho animo y fuerza de todo corazón

    ResponderEliminar
  16. Bueno, bueno, bueno Jose... te has convertido en un comunicador tan estupendo que nos abres un espiatorio en medio mismo del corazón cada noche, cuando te leemos y queremos estar allí para dar calorcito, pero siempre nos queda una sensación de zozobra... Per esto sigue, ¡y marcha! era inevitable sufrir y un sindrome postvacacional de caballo, pero que os quiten lo bailao.
    Mucho ánimo familia!!

    Y bueno, si tengo que ir a sonreir donde sea, sólo tenéis que silvar. :)

    ResponderEliminar
  17. Os sigo desde hace oco tiempo pero me impresiona sobremanera la entereza de tus palabras y la de tu pequeño.
    No sé qué decirte... me quedo sin habla cuando me entero de estas cosas.
    Ánimo a tí y a María Abril (una de las personas que ha comentado). Os mereceis todo lo mejor. Mucha fuerza!

    ResponderEliminar
  18. Marta, hola. cuanto tiempo!!gracias por seguir ahí.

    Carli, cómo estáis majo?! Gracias por acompañar en la escalada.

    Albertina, que guay volver a oir de ti. Espero que hayais disfrutado con vuestra pequeñina estas vacas.

    espe, gracias por ese regalo de Benedetti. Me encanta!!! Lo publicaré uno de estos días en una entrada!

    Blanca, muchas gracias por tu comment. a ver si me doy un paseo por tu blog.

    Muchas gracias Madi, también de corazón.

    Hermana mayor de Elias, gracias por tu mensaje de ánimo. Seguro que nuestros caminos tienen un final feliz.

    Maite, muchas gracias majos. A ver si volvemos a salir al campo!!

    Monika. Gracias por tus expertas palabras. Besos guapa! ESpero que vaya bien!

    Maria Abril. Qué ilusión me ha hecho tu comentario. Guardo con muy buen recuerdo el día en que os conocí. Me alegro que Irene vaya bien. Es cierto lo que comentas y lo que se olvida con tanta facilidad. HOY BIEN, es la respuesta a esa gran pregunta... ¿Como va todo?... HOY BIEN. Gracias por recordármelo.

    Ainara. Gracias por entrar, gracias por comentar, gracias por apoyar. Mucho ánimo también a ti guapa!

    Marta, muchas gracias por ese ánimo tan de corazón.

    Gracias Pachi a ti por estar ahí. Besos también de Eva.

    Gracias Lalit por desear tanto bien. Solo visualizarlo y desearlo ayuda... y mucho. Gracias

    Gracias BelaSabela

    Gracias Lou, con el metotrexate empezamos ya hace cuatro meses, pero las reinducciones nos lo interrumpen. A pesar de todo lo preferimos a los corticoides.

    Gracias Paula por tus palabras. La balanza por suerte se va compensando.

    Aurori... amiga... gracias de todo corazón. El calorcito que das, llega y con mucha lumbre. Y como se nos va a olvidar lo bailao con todo lo que hemos vivido. Besos. "fiu fiu fiu fiu fiu" (onomatopeya ridícula de silvido)

    Silvia gracias por entrar en nuestro blog, en nuestra vida y enviarnos tanta energía positiva.

    Gracias a todos los que estáis ahí y nos mandáis tantos buenos pensamientos y energía. Os queremos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Jose... Que decirte!!! De corazon espero que pronto todo pase, ya sabes que dicen que nunca esta más oscuro que cuando ya va a amanecer!!! Estoy convenida que el guapo de Guzman muy prontito estará totalmente sano, al igual que mi amiguito Dylan!!! Comprendo que no ha de ser facil, pero Dios los escogio a ustedes porque vio algo que algunos papás no tenemos!!! Muchos cariños a toda la familia... Desde C.R mi entero cariño para mi Guzman!!

    ResponderEliminar