domingo, 2 de enero de 2011

Al parque dos meses después.


Ya empezó el 2011, y bueno, la forma en la que lo celebramos no estuvo mal. De juerga hasta las 4 de la mañana… en el hospital.

El peque en nochevieja no estaba demasiado bien, llevaba el día algo alicaído, con un rush cutáneo bastante fuerte que le provocaba muchísimo picor, hasta que a eso de las diez de la noche se quiso ir a dormir y entonces ya tenía algo de febrícula, 37,5. Total, que justo antes de las uvas ya tenía 38, nos tomamos las uvas, brindamos con toda la familia disfrazada y nos fuimos al hospi dejando a Martina dirigiendo el cotarro.

Y nada, llegamos, analítica, descartar estreptococo para arriba, neumo para abajo, hasta que a eso de las 3 nos dijeron que no veían un motivo claro del sarpullido y la febrícula, podía haber sido una reacción alérgica, descartada, o algún efecto secundario a la quimio que les estamos dando en casa, y tampoco encontraron motivos graves para quedarnos allí, así que “pa-casa” de vuelta, que si notábamos que iba a más, volviésemos. 

A la vuelta, con los invitados ya dormidos, no convencí a Eva para ese Gin-tonic de lujo y un vasito de leche caliente lo sustituyó. Entre el brindis tan original, y pensar el contar a alguien que estuvimos de juega hasta casi las cinco en nochevieja, nos dió por reirnos un rato.

Hoy, con el pedazo día que ha amanecido, nos hemos ido los cuatro al parque y cuando estábamos allí nos hemos dado cuenta del tiempo que hacía que Guzmán no lo pisaba, así que ha probado todo de nuevo, hasta que ha llegado al columpio, lo ha convertido en suyo, se ha apoltronado en él, y durante algo más de una hora, nos ha pedido a la plebe que le columpiásemos “mu fuehte”. ¡Ha estado guay!

De nuevo por la tarde le ha vuelto la erupción severamente, veremos que tal mañana con la última dosis en casa.




13 comentarios:

  1. Un beso sincero, vosotros a través de vuestro hijo, estáis sanando muchos corazones, que la fuerza os acompañe y nunca, nunca dejéis de confiar.
    Mi respeto y admiración para los cuatro.

    ResponderEliminar
  2. A veces me cuesta mucho comentar vuestros posts porque siento que no estoy a la altura de vuestra fuerza, vuestra sabiduría y vuestro humor a la hora de vivir y contar las cosas.
    Me parece muy grande que pudierais acabar la Nochevieja tan agitada tomando un vasito de leche y riéndoos de la juerga que habíais pasado. Esta guerra la vais a ganar así, luchando una pequeña batallita cada día, armados de vasos de leche, de porras, de cortes de pelo radicales, de trenes, de música, de poemas, de fiestas de disfraces interrumpidas y reanudadas y de días de invierno soleados en el parque. Y por supuesto, acompañados del ejército de personas que os queremos y os apoyamos desde todos los flancos.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tenéis tanta fuerza!! Sois una familia mágica!!

    Qué alegría ver a Guzmán en el parque!!

    Espero que se haya mejorado de los granitos, se os quiere!!!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro, el parque es lo mejor! Un beso

    ResponderEliminar
  5. De juerga en nochevieja?? que lujo¡¡¡ (es broma). Quien recibe tambien mi admiración es Martina, será un niña fuerte y valiente. Y dile a Eva que en ningun caso se cambia un gin-tonic (es mi bebida preferida) por un vaso de leche. En fin, espero que no tengais mas sustos tontos y serguire al corriente, rezando por todos vosotros.

    ResponderEliminar
  6. Es una alegría ver a Guzmán en el parque!!!

    Muchos besos familia.

    ResponderEliminar
  7. Hola: os conocí casualmente el día en que Eva escribió ese post tan emotivo contando que Guzmán estaba enfermo, donde mis ojos se llenaron de lágrimas.
    Desde entonces, cada día pienso en vuestra familia y me asomo a esta ventana para saber como van las cosas y para aprender de vosotros, porque sois todo un ejemplo para todos estos soldados del ejercito de Guzmán, incluida yo.
    Cuando veo esa carita de luna llena tan preciosa, recuerdo a mi hija en sus primeros meses de vida y pienso que esto ha sido sólo un susto y que ya mismo todo volverá a la normalidad en vuestra casa, igual que volvió en nuestro caso en 1 ó 2 años, con un problema muchísimo menos importante, pero que yo no supe llevar con tanta fuerza y que no me permitió disfrutar de el primer año de vida de mi hija como debía haberlo hecho.
    Un beso de todo corazón y toda mi admiración

    ResponderEliminar
  8. Jose, adelante!!!!!
    Fuerte ahí, que podéis con ello!!!!
    Un abrazo gigante, amigo.
    Y miles de besos para todos. Esta vez especiales para Eva y para ti.
    Os queremos mucho.
    Maya, Gema e Iñaki.

    ResponderEliminar
  9. Animo Granjeros. Haremos lo posible para que este año seáis mas felices. A comerse el 2001. Un beso grande y lleno de cariño. Jesusa

    ResponderEliminar
  10. Avisar cuando vayaís al parque...
    Esta semana mejor no porque yo estoy acatarrada y tengo que mantener las distancias con Guzmán.
    A partir de la semana que viene lo que queraís.
    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  11. De nuevo nos pasamos por aquí y de nuevo comprobamos que nada pueden bombas donde sobra corazón. Nos alegramos de ver que las cosas van razonablemente bien y os mandamos besos, abrazos y esporas de buen rollo para que viento os las haga llegar. Con todos nuestros brazos os abrazamos muy fuerte.

    ResponderEliminar
  12. Gracias a todos los que estais ahí y nos apoyais tanto.
    En días de debilidad, que tambíen los hay, para poder estar al día siguiente mejor, conseguís que nos sintamos mejor.

    Un millón de gracias

    ResponderEliminar